Las ventajas de ser un equipo - Susana Baizabal

Las ventajas de ser un equipo

Hay una frase de Stephen Covey que dice así:

Nuestras verdaderas fortalezas no están en nuestras similitudes sino en nuestras diferencias.

Creo firmemente que es así pues durante años he tenido la fortuna de rodearme de personas diferentes y mucho más talentosas que yo que me han enseñado y apoyado a crecer tanto personal como profesionalmente.

18 Las ventajas de ser un equipo

Ser un equipo significa que trabajamos juntos para alcanzar un mismo objetivo o una meta en común. Suena sencillo ¿no es así? En la práctica es un poco menos cómodo porque implica un esfuerzo donde es necesario dejar a veces a un lado tus exigencias para ponerle atención al resto del equipo.

Y es una línea a veces delgada la que separa el límite de lo que puedes o no permitir.

Desde mi muy personal experiencia, es todo un reto practicar el talento de la paciencia y la comprensión cuando existe una discusión interna o un desacuerdo. Hacerlo hacia el exterior es más sencillo, según yo, porque lo haces siendo un equipo; una poderosa y confiada unidad que avanza paso a paso sosteniéndose los unos a los otros.

Pero…

¿Qué sucede cuando quién te pide paciencia, comprensión o te da una negativa es un miembro de tu propio equipo?

¿Qué sucede cuando quién está de mal humor es tu mano derecha, la persona más confiable y que siempre tiene una sonrisa y tiempo de apoyarte?

¿Qué sucede cuando hay un fallo de comunicación interna y de comprensión que resulta tan sorprendente como imprevisible?

¡Ese sí es un reto querid@ emprendedor@!

Te cuento que la primera vez que un diseñador me confrontó en un acalorado debate respecto a un trabajo con una opinión completamente contraria a la mía, se me cayó como dicen “al alma al suelo”. Sentí que me ponía azul del shock como esos viejos dibujos de caricaturas y que mi quijada golpeaba dramáticamente mis pies. ¡Qué impresión fue! Literalmente me quedé sin habla. Cuando finalmente pude hablar, lo manejé de la mejor manera posible y te confieso, no fue la mejor.

Y recuerdo que ese día al llegar a mi casa me pregunté a solas:

-¿Es que ahora no basta con TODO lo que tengo que hacer, ahora también tendré que soportar este tipo de cosas?

Pues sí querido emprendedor, resulto ser que sí.  Porque al emprender y desarrollar una empresa no solo tenemos clientes externos que son los que nos compran sino también tenemos clientes internos que, en resumen, vienen siendo nuestros colaboradores.

Y cuidado con no ponerle atención a tu equipo humano, porque es mucho más valioso que todo el equipo de computadoras y máquinas que puedas tener.

Si tienes un socio o socia, el reto se amplifica. Como líderes, siguen siendo un equipo y como tal conviene comunicarse y apoyarse mutuamente. Me encantaría decirte que lo aprendí esto de la manera fácil pero no fue así; con mi socia de la primera empresa no comunique con el afán de mantener las cosas en paz. Y lo único que conseguí fue una olla de presión que acabó estallándome en la cara.

Suena dramático lo sé, es probable que lo sea. Así lo sentí en su momento.

Aún ahora, aunque considero que manejo ese tipo de situaciones mucho mejor, no me queda duda de que me queda mucho por aprender. Me ha ayudado mucho, sin embargo, recordar una regla útil en la mayoría de las ocasiones:

Conviene que antes de que pidas comprensión, tú la ofrezcas a los otros.

Personalmente esto me ha sido sí de gran ayuda y a la vez un enorme ENORME reto. Es mi tendencia exclamar aunque sea silenciosamente en mi cabeza:

-¿Por qué no puedes comprenderme?- mientras creo toda una historia en mi cabeza donde YO y solo YO soy la víctima.

Es provechoso sin embargo, que sea la situación por la que estés pasando ¡No te creas la víctima! Ahórrate ese trabajo querido emprendedor, por experiencia propia. Como líder, conviene que asumas ese liderazgo y te plantees preguntas como las siguientes:

– ¿Hay algo de verdad o razón en la molestia de este miembro de mi equipo?

– ¿Estará esta valiosa persona pasando por una situación ajena al trabajo que ha provocado que disminuya su margen de tolerancia?

– ¿Habrá alguna comunicación no entregada detrás de esta molestia?

– ¿Hay un error o conducta negativa de mi parte cuya solución me conviene buscar a raíz de esto?

Incluso si tu interlocutor se muestra cortante, seco o agresivo ¡detente de REACCIONAR negativamente al respecto! Si una persona quiere pelea es como si enciende un fuego; si tú continuas la pelea es como si le dieras madera apta para ello.

Y recuerda que además esa persona frente a ti tiene aún un bono extra para obtener tu comprensión y paciencia. Es un miembro VALIOSO de tu equipo de trabajo.

¿Se merece tu comprensión?

Claro. Se merece mucho más que eso: se merece que ESCUCHES, que tomes en cuenta lo que dice y que tomes acciones cuanto antes.

Así que esas son las ventajas de ser un equipo. ¿Qué opinas? ¿Te han quedado claras?

– ¡Hey Susana! –Quizás estés pensando- ¿cómo quieres que nos quede claro? Si no nos has dicho nada.

Realmente querido emprendedor, he intentado explicarte las ventajas a través de contarte estas pequeñas historias. Las ventajas, si prefieres que las enliste son:

Comprensión. La das y la recibes. Y genuinamente LA PRACTICAS.

Retroalimentación. La recibes y aprendes a darla. Aprendes además a usarla para mejorar tu desempeño profesional y tu calidad como persona.

División de trabajo.  Cada cual encuentra sus fortalezas y se puede concentrar en ellas; mientras sus debilidades son apoyadas por las fortalezas del resto del equipo.

Retos y crecimiento. Convivir con otras personas, emprendedores, empresarios, líderes te apoya a crecer.

Fortalecimiento. Las situaciones diarias te hacen más fuerte. La fuerza de cada integrante del equipo se une para apoyarte.

Tolerancia y paciencia. La recibes cuando menos te lo esperas y aprendes a darla. La practicas diariamente.

Mejoras resultados. Aunque sean solo 2 personas en un equipo,  es cierto que dos cabezas piensan mejor que una. Lo que no se te ocurre a una persona se le ocurre a la otra. Esto por supuesto te da más opciones para tomar acción y por ende se refleja en mejores resultados.

Y creo que podría seguir enlistando muchas más ventajas pero por el momento dejaré solamente estas.

Quiero compartirte, aunque ya te lo he mencionado en otros textos, que emprender no se trata solamente de dinero y cuestiones técnicas y académicas. Se trata de amor a lo que haces, de vocación, de integridad y por supuesto… ¡de personas! Formar un equipo de trabajo te traerá un gran crecimiento o en dado caso, hacer alianzas-equipo con otros empresarios y emprendedores te ayudará más de lo que puedes creer en un principio. Así que te invito a que lo hagas HAZ EQUIPO, recuerda que cada persona es un espejo de tus virtudes y defectos y por ende conlleva una enseñanza.

Y por el momento ¡es todo! Te deseo un excelente día. ÉXITO en todo lo que emprendas.

Si quieres leer más de todo lo que escribo y aprovechar ofertas exclusivas suscríbete a mi lista de correos desde este enlace.

También puedes seguirme en Twitter @susabaiza y comprobar que no soy un robot

Si tienes cualquier duda, opinión o sugerencia, déjame un comentario en la parte de abajo o bien escríbeme a hola@susanabaizabal.com.

 

 

2 Replies to “Las ventajas de ser un equipo”

  1. Griselda Morga Alba says: Responder

    Gracias por tu compartir…Se que con tus experiencias otras personas podemos evitar alguna situacion desagradable en nuestras vidas.

    1. Gracias por leer. ¡Es un gusto verte por aquí! Es mi intención mostrar el lado positivo del asunto y sí también el aprendizaje de cada experiencia para que pueda servirle a otros. 🙂

Deja un comentario