Opiniones reales, clientes reales - Susana Baizabal

Opiniones reales, clientes reales

O cómo acabé recomendando la Base Infallible L’oréal

Voy a hablar de maquillaje. Y de reseñas. Y de la base infallible loreal. No, no me he vuelto una blogger de belleza pero déjame te cuento la historia:

Empezó en Cancún.

– ¿Y cómo sabes si ese lugar ese es bueno?

Me preguntó eso una amiga empresaria, preocupada por mi seguridad, cuando le dije que me cambiaría del hotel todo incluido en el que estaba a un hostal que había encontrado en internet. Había viajado a Cancún, estaba a unos minutos de irme a Playa del Carmen y mi espíritu emprendedor y aventurero me rogaba por esa aventura de un hospedaje no habitual.

– He leído reseñas en internet – le respondí – usuarios verdaderos que han comentado que está genial.

Mi buena amiga no pareció muy convencida pero no pudo detenerme. No me equivoqué. El lugar estaba genial, mucho mejor de lo que había pensado. Fue la primera vez que me quedé en un hostal y de ahí, en cada viaje en el que puedo hacerlo, al menos una noche me quedo en uno. Me he quedado desde entonces en un montón de hostales en distintas partes de México.

¡Que gran poder tiene la opinión de los usuarios reales querid@ emprendedor@! Creo que esa fue la primera vez que valoré la importancia de las reseñas en Internet de otros clientes para tomar decisiones reales de compra. Esto que te cuento sucedió hace años y esa amiga empresaria adjudico a mi locura juvenil el ir a un lugar solo por “comentarios de internet”.

¡Ah pero Internet puede ser usado para el bien o el mal! -chiste sin chiste- y las reseñas de usuarios son definitivamente armas del bien. #ExperienciaPropia

La última vez que valoré reseñas de clientes reales fue en una de mis áreas de reto: la belleza y todo el asunto de maquillaje y productos de belleza. En mi último viaje hace apenas unos días, que irónicamente también fue a Cancún, mi maleta iba bastante llena así que para evitar la multa por exceso de equipaje, decidí dejar a un lado todo aquello innecesario. Seleccioné lo prioritario de tal manera que decidí llevar mi disco duro de 1TB y mi cambiador de diapositivas para conferencias a cambio de dejar cosas que casi no uso. Y entre entre esas cosas prescindibles y no importantes, deje en casa algo que hubiera hecho que muchas amigas me regañaran: maquillaje.

– ¿Para qué me va a servir el maquillaje en la playa? – pensé – No es que use mucho y de todas maneras ¿Quién necesita maquillaje cuando va a la playa?

Supe que había cometido un error cuando al acudir a una reunión a un costado de la playa en Playa del Carmen, vi que las mujeres con las que me reunía estaban fabulosas. Fabulosas era decir poco, estaban impecables. Maquilladas lo justo, hermosas y radiantes. El disco duro de 1TB al fondo de mi maleta debió reírse en ese momento de mí, más por el hecho de que no lo necesite en todo el viaje. Acabé entonces, saliendo de esa fallida reunión a cara lavada, visitando una Plaza Comercial y un local lleno de maquillaje, tan lleno que acabé sin saber qué elegir.

– ¡Hora de correr a Internet de nuevo para saber qué comprar! – pensé- y me detuve en plena plaza, a unos pasos de una tienda llena de marcas y empecé a buscar.

Pero ¡Oh sorpresa querid@ emprendedor@! Sé muy bien donde encontrar una reseña realista de un hotel o un hostal – después hablemos de eso- pero ¿donde carajo se encuentra una reseña REAL sobre maquillaje? Eso justamente me preguntaba mientras sentía que me ahogaba en un montón de vídeos de marcas, bloggers de belleza y anuncios que no entendía.

Y entonces encontré bellezacheck.com

¡Vaya! Como pequeña empresaria, emprendedora y amante de la tecnología, me encantó esta web. Creada por una experta de belleza y una chica tan amante de la tecnología como yo, me pareció que estaba hecha para mi. Me encantaron las reseñas 100% reales, la simpleza de la web y el montón de comentarios sencillos y reales que encontré de cada producto. No me imaginé que pudiera existir un sitio así y me fascinó. Ahí en lo primero de la lista, encontré un producto que me encantó: una Base Infalible Matte 24 hrs con las 3b: buena y bonita a un precio súper accesible. Chécala aquí: reseñas base infallible loreal

¡Vaya que me sigue sorprendiendo Internet y la creatividad que te encuentras!

Por supuesto encontré otros productos, los necesarios para comprar lo básico. En mi siguiente reunión me sentí súper cómoda, tan bella y al mismo tiempo natural como mis anfitrionas. Ese mismo día, más tarde, ante el éxito obtenido regresé a bellezacheck.com para leer más al respecto. Y entonces descubrí que proporciona productos GRATIS a las chicas inscritas en su comunidad con el fin de que los prueben y puedan escribir una reseña. La maravilla está en que las reseñas pueden ser 100% reales, si una chica (checadora les dicen) escribe una reseña negativa, no le afecta en lo absoluto ¡el asunto es que justamente sean honestas!.

– ¿Me estás haciendo un comercial Susana? – me preguntó una amiga cuando le conté todo esto.

¡Caray! En parte sí, claro, pero seguramente si hemos hablado en alguna ocasión o has visto alguna de mis conferencias, sabrás que me cuesta no recomendar las marcas que me gustan o aquellos lugares que me han convencido de regresar. ¿Y sabes? Bellezacheck.com sí me convenció de regresar a visitarla. Me encantó por ejemplo el consejo de una chica que recomendó como aplicar la base de la que te cuento o el montón de productos súper interesantes y que he empezado a probar sobre el cuidado de la piel. ¡Una nueva aventura!

Las reseñas reales siempre dan clientes reales, seguramente conoces ya varios sitios que están siendo especialistas en distintas áreas. En mi experiencia, sea con hostales o maquillaje, vale la pena probar lo que no conoces si otras personas pueden darte una opinión sincera o un par de consejos al respecto. Quizás, así como yo no me esperaba acabar leyendo reseñas de maquillaje, tú encuentres algo más que te acabé sorprendiendo positivamente.

¡Excelente día! Sígueme en twitter @susabaiza para que veas ahora en donde ando y qué ando haciendo 😀

Deja un comentario