Para cosechar hay que sembrar - Susana Baizabal

Para cosechar hay que sembrar

– No encuentro trabajo Susana ¿quizás podrías recomendarme?

para-cosechar-hay-que-sembrar

Una amable señorita se me acercó hace unos días con esa pregunta.

– No es mi especialidad-le contesté- pero quizás podrías contarme un poco sobre ti, cuál es tu profesión y qué es lo que buscas.

-Busco algo bien pagado- me respondió- solo eso, busco algo que no me quite mucho tiempo y que me permita ganar mucho dinero.

-Muy bien ¿a qué te refieres con qué no te quite mucho tiempo?

-Pues a eso, no quiero perder mucho tiempo pero sí ganar bien. Dicen que las bienes raíces son un buen negocio ¿no? Hasta podría iniciar un negocio de eso ¿en cuánto tiempo crees que pueda ganar buen dinero con eso?

– Entonces ¿quieres emprender? – le pregunté, observando como tenía mucha energía y al mismo tiempo falta de claridad.

– Solo si con eso gano mucho dinero sin tener que invertir tanto tiempo o en una empresa, como sea. ¿Podrías recomendarme?

¡Wow! Vaya que existen ideas extrañas y confusas en este camino del emprender sabes querid@ emprendedor@. Yo estoy muy de acuerdo que una empresa y/o negocio debe ser siempre redituable, que siempre debemos recordar que comemos y que regalar tu trabajo no está nada bonito… sin embargo existe una línea muy delgada entre eso y buscar ganar dinero solo por ganar dinero, buscando lo que sea.

Emprender para mí, no es precisamente eso.

Emprender una empresa para mí requiere mucha inteligencia y mucho balance; cada día eliges seguir tu vocación al mismo tiempo que haces los números para que todo encaje. Es un baile divertido pero a veces complicado, hay muchas áreas que conviene que funcionen como un engranaje. Hay mucho que aprender; de contabilidad, de administración, de creación de procesos, división de trabajo, trabajo en equipo… ¡Wow! Sea el área que elijas, no puedes dedicarte solo a esa área, al menos no al principio. Y siempre habrá errores y cosas que aprender, de tal manera que aprendes a superarlos cada vez más rápido y aprendes cada día un poco más.

– No Susana pero yo no quiero todo eso – me contestó esta chica de la que te cuento cuando le expliqué lo anterior – yo solo quiero ganar dinero y tener tiempo libre, recomiéndame algo o con alguien. A mí no me interesa todo eso de la vocación y las áreas y eso…

No supe cómo ayudarle a esta chica. Le repetí que no tenía entonces realmente nada o nadie con quien recomendarla pero que podía leer un poco para clarificar sus ideas. Escuchó mis recomendaciones de libros con impaciencia, seguramente decepcionada y deseosa de irse. Me vino a la cabeza esa frase de Robert Kiyosaki que dice:

“Todos quieren el cielo pero nadie quiere morir”

Para mí, es una frase muy real, especialmente en el mundo de emprender. Montones de personas quieren dinero, éxito, fama y tienen una lista de riquezas que le exigen a la vida.

Pero…

¿Qué tanto le estás aportando a la vida para que te permita recibir todo eso?

¿Qué tanto estas dispuesto a aportarle al resto?

¿Qué tanto estás dispuesto a salir de tu zona de confort, a aprender, a esforzarte cada día?

Acostumbro decir en las pláticas que doy a emprendedores que yo no creo en el romanticismo idealizado que significa poner una empresa. Por supuesto, emprender te regala un montón de experiencias valiosas, hermosas e inigualables solo que todas esas bendiciones también traen su parte de reto: al mismo tiempo conviene que estés consciente de que te pedirá trabajo duro, que cada día rompas más y más tus límites, salir de tu zona de confort, constante capacitación, equilibrio de emociones y unas agallas increíbles.

Es, te lo aseguro, muy divertido y al mismo tiempo es posible que existan días en los que te preguntes:

– ¿Qué carajo estoy haciendo? ¿En qué carajos me he metido?

Por eso, conviene que elijas dedicarte a algo que realmente AMES. Es el AMOR, la VOCACIÓN, lo que verdaderamente te apoyará a seguir adelante a encontrar la manera de saltar todos TODOS los obstáculos que tengas.

Y por lo mismo yo te recomendaría muy amablemente que te olvides de emprender si tus motivos son:

– Hacerte rico de la noche a la mañana
– No tener un jefe ni nadie a quién rendirle cuentas
– Tener un montón de coches de lujo y un@ espos@ que le haga juego
– Dedicarte 8 horas al día a jugar videojuegos y/o ver televisión y solo trabajar 1 hora
– Dejar de estudiar

Si tu emprendimiento tiene éxito es muy probable que acabes teniendo un montón de dinero, un montón de tiempo libre y vivas rodeado de lo mejor de lo mejor en todos los aspectos. Y aquí voy a mencionarte otra frase que me gusta mucho:

“Lo importante del viaje no es el destino, sino el camino”

Y vaya que emprender es un camino fabuloso, es una aventura diaria…

– No, No te harás rico de la noche a la mañana pero aprenderás a apreciar cada peso, cada dólar, cada euro… ganar dinero se convertirá en una consecuencia de hacer lo que te gusta si estás dispuesto a aprender lo necesario para lograrlo.
– No, no te vas a librar de “rendir cuentas”. Ahora incluso tendrás que rendírtelas a ti mismo: Porque ¡tú tendrás que decidir tus objetivos y cumplirlos por ti mismo! Y aunque eso suena muy retador si no estás acostumbrado y puede legar a ser bastante difícil las primeras veces, después se vuelve un hábito gratificante.
– No, posiblemente no tendrás un coche de lujo y tampoco una esposa trofeo o un esposo mezcla de príncipe de cuento y Ken de Barbie; con suerte aprenderás a apreciar lo que es realmente importante, manteniendo un sano balance en tu vida. Aprenderás que el dinero no es un fin sino una herramienta (bendita herramienta) y que la belleza de las personas no está solamente en la proporción de sus cuerpos o en el color de sus ojos.
– No, no posiblemente jamás regreses a ver tanta televisión o a jugar tantos videojuegos. Al vivir la vida real, al vivirla como un emprendedor, tendrás una vida tan rica que ninguna pantalla podrá ganarle.
– Y no, nunca dejarás de aprender y de estudiar aunque nada tiene que ver con regresar a la escuela o almacenar títulos.

Todo el tiempo es tiempo de sembrar, si decides emprender lo estarás haciendo cada día.

¡Éxito en todo lo que te propongas! Recuerda que ¡TÚ puedes hacerlo!

Si quieres saber lo que ando haciendo y por lo que ya no me doy tanto tiempo de escribir sígueme en Twitter o en mi FanPage. Ando en distintos puntos de México, quizás podrías escuchar una de mis pláticas en vivo.

Y recuerda leer más de todo lo que comparto en www.susanabaizabal.com ¡Hay historias y contenido que no encontrarás en otro lado!

PD. Muchas GRACIAS a todos aquellos que me leen, escriben y comentan siempre esperando artículos. Bendiciones, éxito y abundancia para cada uno de ustedes. Cada mensaje es un regalo. ¡GRACIAS! Es increíble recibir mensajes de mis primeros artículos, en su honor regreso aquí y trataré de hacerlo en medida de lo posible.

Deja un comentario